Cuerda de escalada Fixe Dominator 9,2mm

Consejos para el mantenimiento de la cuerda de escalada

La cuerda es uno de los elementos del material de escalada más importantes dentro de la cadena de seguridad, motivo por el que hay que ser exigente tanto en el momento de la compra, como durante el uso y su mantenimiento.

Para alargar la vida de la cuerda es esencial tener sumo cuidado de ella. También hay que tener en cuenta que función del uso y de la frecuencia con que se escale, una cuerda podrá durar más o menos. Siempre teniendo en cuenta modelo y diámetro, por ejemplo:

  • Uso muy frecuente. Varios días de escalada a la semana con caídas repetidas. La cuerda puede durar unos 6 meses.
  • Uso muy frecuente. Varios días de escalada a la semana con pocas caídas. Entre 1 y 2 años.
  • Uso ocasional. Un día o dos a la semana, o menos. Entre 2 y 4 años.

Consejos para el mantenimiento de la cuerda de escalada

Estos son algunos consejos básicos para el correcto mantenimiento de una cuerda de escalada:

  • Utilizar una bolsa para cuerdas. La bolsa evita el contacto con agentes externos que puedan perjudicar a la cuerda. Además, ayuda a transportarla. Durante su uso, la lona que incorporan la mayoría de bolsas evitará que entre en contacto con el suelo, con el polvo o la arena, evitando que la suciedad penetre en la cuerda. En la bolsa, la cuerda se guarda sin plegar, lo que limita los rizos.
  • Alternar el uso de las puntas. Siguiendo este sencillo consejo evitaremos que la cuerda se gaste de forma desigual.
  • Evitar rozamientos de cuerda contra cuerda. En escuelas de escalada masificadas, puede darse la situación en que se monten dos descuelgues desde la misma reunión. El rozamiento de dos cuerdas acelera la abrasión de éstas y es sumamente peligroso. Siempre deben montarse descuelgues independientes, utilizando el material propio para no desgastar el instalado en la pared.
  • No guardar la cuerda dentro del maletero del vehículo. Las altas temperaturas pueden alterar la resistencia de la cuerda.
  • Evitar el contacto con productos químicos. Estos productos pueden producir abrasión en la cuerda.
  • Guardar la cuerda en un lugar fresco, seco y oscuro. Evitar lugares donde se alcancen altas temperaturas o muy húmedos. La cuerda siempre debe guardarse seca. Si se ha mojado deberá secarse previamente, siempre a la sombra y en un lugar ventilado.

A todos estos consejos básicos hay que sumar el sentido común, algo esencial para el cuidado de todo el material de escalada. Cuando exista una duda evidente sobre el mal estado del producto, es recomendable desecharlo.

Para finalizar, antes de seguir estos consejos es importante tener en cuenta:

  • Leer la ficha técnica de la cuerda.
  • Entender la información contenida en la ficha técnica.
  • Dominar la técnica y uso del material.
  • Acudir a un guía de escalada titulado para formarse antes de practicar la escalada de forma autónoma.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies de esta web, consulte nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar