¿Por qué utilizar cuerdas Fixe?

Fixe por ROCA

Roca es uno de los fabricantes de cuerdas más antiguos del mundo. En activo desde el año 1891, en 2012 pasó a formar parte de Fixe, para quien fabrica actualmente todas las cuerdas de su catálogo.

Las cuerdas Fixe están avaladas por más de 125 años de experiencia en el sector. Toda la producción se realiza en Sant Quirze de Besora (Catalunya), donde Fixe además tiene su oficina central y almacenes.

Todos los amantes de la montaña encontrarán su cuerda entre la oferta de Fixe. Cuerdas para escalada deportiva, para escalada en pared, alpinismo, rocódromo, barranquismo, semiestáticas y auxiliares. Una cuerda para cada momento, para cada actividad en terreno vertical.

Consejos para escoger una cuerda para actividades en la montaña

La elección correcta de la cuerda es clave para el buen desarrollo de una actividad en la montaña. Cada disciplina implica unas técnicas concretas y se desarrolla en un entorno y terreno distinto.

Existen tres tipos de cuerdas: dinámicas, semiestáticas y estáticas.

Cuerdas dinámicas

Las cuerdas dinámicas están homologadas por la norma EN892 para escalada y alpinismo. Están especialmente diseñadas para amortiguar y absorber las caídas, hecho por el que se garantiza la seguridad del usuario.

La norma EN892 divide las cuerdas dinámicas en tres tipos: simple, doble o gemela. Para cumplir la norma, se realiza un test de resistencia con un peso de 80kg, para las cuerdas simples y gemelas, y de 55kg para las cuerdas dobles.

Simple. Fabricada y homologada para su uso en simple. El uso principal de una cuerda simple es para escalada deportiva (de primero o en polea) y escalada en pared de varios largos. También se utiliza para escalar en rocódromo.

Doble. Fabricada y homologada para su uso en doble. La cuerda doble es la recomendada para alpinismo, escalada en hielo, escalada de autoprotección o terrenos de aventura. En función del terreno y de la cordada, se pasarán por los seguros ambas cuerdas o de forma alternativa. Para una correcta visualización y maniobras, tanto en el ascenso como descenso, es recomendable que cada cuerda sea de un color diferente para evitar confusiones.

Gemela. Fabricada básicamente para grandes itinerarios en alta montaña. Se utiliza, por ejemplo, en esquí de montaña y en escalada en hielo. Siempre se mosquetonean ambas cuerdas.

Cuerdas semiestáticas

Las cuerdas semiestáticas están diseñadas para su uso como medio de progresión. Se rigen por la norma EN1891 y se dividen en tipo A y B. En Fixe fabricamos cuerdas tipo A.

Tipo A. Categoría de cuerdas semiestáticas que ofrece los márgenes de seguridad más amplios al usuario. Se utilizan en equipamientos de espeleología, cañones, rescate, instalaciones o como línea de vida para trabajos en altura. Su falta de elongación las convierte en cuerdas ideales para descenso, progresión, ascenso de cargas, instalaciones efímeras en las paredes, etc. Se puede subir y bajar en simple por una cuerda semiestática. Esta cuerda no se puede utilizar nunca para la práctica de la escalada, ya que al contar con una elongación menor al 5% y su elevada fuerza de impacto, podría causar graves lesiones en caso de caída.

Tecnología en las cuerdas Fixe por Roca

La tecnología SPD Spiderwire optimiza las prestaciones de las fibras, consiguiendo un equilibrio óptimo en el conjunto de la cuerda. Se aumenta un 30% la capacidad del número de caídas y se logra una fuerza de impacto menor.

Gracias a la tecnología SPD Spiderwire las cuerdas de diámetros bajos cuentan con las mismas características que las de mayor diámetro, sin penalizar una reducida fuerza de choque. Son cuerdas ligeras, muy resistentes y cómodas de manejar.

Las cuerdas que incorporan la tecnología Endurance favorecen el deslizamiento sobre las superficies en las que trabajan: mosquetones, descensores, dispositivos de aseguramiento, anclajes, etc. Para conseguirlo se utilizan hilos de la mejor calidad, que unidos al sistema de fabricación de las cuerdas Fixe por Roca, permite producir cuerdas de características únicas en el mercado.

Endurance genera un agradable tacto en las cuerdas, una mayor fluidez, resistiendo un 30% más de ciclos de abrasión.

Fixe por Roca cuenta en su catálogo con una gama de cuerdas que incorporan la tecnología Full Dry. Máxima protección al hielo, a la humedad y al polvo, aumentando la capacidad de deslizamiento y resistencia a la abrasión.

Todas las cuerdas de Fixe que incorporan el sello Full Dry indican que cumplen con la normativa de la UIAA Water Repellent.

Las cuerdas con el tratamiento Full Dry tienen una absorción al agua menor al 5%. Recomendadas para la práctica del alpinismo, escalada en hielo y para zonas húmedas o polvorientas.

Cuerdas PFC-free

Todas las cuerdas Fixe por Roca están libres de PFC. Las cuerdas están fabricadas con materiales con altas cualidades biodegradables y con un alto grado de respeto al medio ambiente.

¿Cómo escoger el diámetro correcto?

El diámetro de la cuerda está directamente relacionado con la actividad o uso que se va a realizar. El tipo de homologación de la cuerda ya determina el diámetro para la actividad a realizar.

En escalada deportiva se utilizará una cuerda simple, con diámetro comprendido entre los 8,7 y 11,0mm. La elección del diámetro irá en función del nivel de cada escalador. Cuanta más experiencia, se puede escalar con cuerdas de menor diámetro.

En escalada alpina se suelen utilizar cuerdas dobles o gemelas, por lo que el diámetro de las cuerdas disminuye. En este caso los diámetros oscilan entre los 7,5 y 8,7mm.

En cualquier caso, si nos interesa una cuerda manejable, ligera y con mayor deslizamiento, escogeremos un diámetro bajo. En cambio, si buscamos una cuerda más robusta, de mayor durabilidad y que soporte más caídas, escogeremos una cuerda con diámetro alto.

Este criterio se verá alterado cuando aplicamos al hilo de la cuerda distintos tratamientos y en función del trenzado. Gracias a esto, los diámetros bajos ganan resistencia y durabilidad. Como contrapartida, el precio de la cuerda será más elevado.

Cuando decidamos qué diámetro escoger, también deberemos tener en cuenta con qué dispositivos vamos a utilizar la cuerda (descensores, aseguradores, bloqueadores, …). Estos dispositivos especifican en sus instrucciones cuales son los diámetros recomendados para su correcto funcionamiento.

¿Cuál es la mejor longitud?

80m o más. Uso en vías muy largas, normalmente en escalada deportiva.

70m. La longitud que prefieren la mayoría de escaladores.

60m. Longitud utilizada para vías cortas en escalada deportiva, escalada mixta o escalada en hielo. También para escalada en pared de varios largos.

50m. Para vías muy cortas en escalada deportiva y generalmente para escalada en pared de varios largos.

40m. Escalada en rocódromo y progresión en ensamble en rutas alpinas.

¿Qué información debe incluir la cuerda?

Características en el embalaje de la cuerda

Middle mark
Marcado que indica la mitad de la cuerda. Aumenta la seguridad y permite conocer el punto por donde utilizar la cuerda para el rapel.

Fuerza de impacto. Impacto o sacudida recibida por el escalador en el momento que se detiene la caída. Cuanto más bajo sea este valor menor impacto se recibirá en una caída. La homologación de la cuerda de calcula por caídas de Factor 2.

Número de caídas
Por normativa, la cuerda ha de resistir un número de caídas con una frecuencia y fuerza de impacto determinada. Esto se calcula por caídas de Factor 2. Las cuerdas con mayor número de caídas de Factor 2 serán más resistentes y seguras. Superar el número de caídas no significa que la cuerda se rompa, sino que pierde sus propiedades de amortiguación.

¿Qué es una caída de Factor 2?

El factor de caída se utiliza para determinar la gravedad de la caída en escalada. Está comprendido entre 0 y 2, siendo las de Factor 2 las más graves. El factor de caída es la relación entre la altura de la caída y la longitud de cuerda. Se dará un Factor 2 cuando la posible caída sea dos veces la de la distancia que nos separa del dispositivo de anclaje.

Elongación estática
Se calcula el alargamiento de la cuerda bajo un peso de 80kg. El alargamiento no puede superar un 10% en cuerdas simples y gemelas, y un 12% en cuerdas dobles. Cuanto más alto sea su valor, menor impacto recibirá el escalador.

Deslizamiento de la funda
La cuerda tiene dos partes: funda (trenzado exterior) y alma (hilos en la parte interior). El deslizamiento es el desplazamiento dentro de la funda bajo las condiciones estipuladas por la normativa. Cuanto menor sea el deslizamiento, mejor será el comportamiento de la cuerda.

Porcentaje de la funda
Es el tanto por cien en masa de la funda respecto al total de la cuerda. Es decir, cuanto más porcentaje de funda tenga la cuerda, más resistencia a la abrasión. En contrapartida, el alma será más pequeña, por lo que se pierden número de caídas.

Peso por metro
Kilogramos por metro de cuerda. Cuanto menor peso, más manejable será la cuerda. En contra, las cuerdas más pesadas suelen ser más resistentes.

¿Cuál es la durabilidad de una cuerda?

La durabilidad de la cuerda viene determinada por el uso que se haga de ésta, el modo en que se almacena y el modelo.

En el caso de un usuario que escala de forma esporádica y hace un uso correcto de la cuerda, ésta puede durar en plenas condiciones hasta tres años. En cambio, en el caso de un usuario muy activo, que escala varias veces por semana, la cuerda puede durar entre un mes y un año.

No se recomienda el uso de una cuerda dinámica que tenga más de 10 años desde su fecha de fabricación. Con el transcurso de los años, las cuerdas disminuyen su resistencia a la rotura, al corte y su capacidad de absorción de energía, por lo que deben desecharse sin excepciones.

¿Cómo conservar la cuerda?

Se debe evitar cualquier posible contacto con productos ácidos o alcalinos, así como la continuada exposición a los rayos del sol (radiación ultravioleta). Es recomendable impedir el contacto con el barro, polvo, agua de mar y en general todas las materias corrosivas o agresivas y objetos cortantes.

El mejor lugar para guardar la cuerda será un espacio sin luz, ventilado y seco, con una temperatura no inferior a 5°C ni superior a 30°C. En unas condiciones de almacenamiento óptimas, la cuerda puede guardarse hasta 5 años antes de utilizarse por primera vez, sin afectar a su futura vida útil.

Después de utilizar la cuerda, es importante retirar el barro y la suciedad con un cepillo de nailon, polipropileno o poliéster suave. La cuerda también se puede lavar con un jabón neutro y agua limpia, cuya temperatura no exceda de los 30°C.

¿Qué garantía tienen las cuerdas Fixe por Roca?

La garantía de Fixe es de 3 años en la gama de cuerdas contra cualquier defecto en los materiales o de fabricación. Solo es válida para el primer comprador o propietario de la cuerda. Se excluyen de la garantía el desgaste normal, las modificaciones, los retoques, un incorrecto almacenamiento, los daños ocasionados por las negligencias y usos para los que el producto no ha sido diseñado. No nos responsabilizamos de las consecuencias directas, indirectas, accidentales o de cualquier otro tipo de daño resultado del uso de la cuerda.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies de esta web, consulte nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar