Magic Busa highline

Magic Busa, el highline más largo de la Península Ibérica

El highline es la modalidad de altura del slackline, que consiste en caminar haciendo equilibrios sobre una cinta elástica anclada entre dos puntos. La práctica del highline, siempre haciendo uso de un arnés de seguridad, empezó en Cataluña hace ya más de 10 años, cuando las líneas más largas no pasaban de los 50 metros. Desde entonces no ha hecho más que evolucionar.

El número de practicantes también ha aumentado y por ese motivo hace pocos meses que se fundó la Asociación Catalana de Highline, la primera asociación de España dedicada única y exclusivamente a la modalidad de altura del slackline. Su objetivo es, por una parte, fomentar una práctica segura y responsable con el medio ambiente y, por otra, obtener un mayor reconocimiento institucional y legal, ya que constantemente la práctica de este deporte se ve impedida por la falta de regulación y el desconocimiento de las autoridades.

Con estos objetivos en mente, el primer proyecto de la Asociación ha consistido en instalar y caminar por la primera línea de más de un kilómetro de longitud en la Península Ibérica, proyecto en el cual ha sido clave la participación de Fixe, proporcionando material de equipamiento y las cuerdas imprescindibles para la instalación.

Después de una intensa preparación y organización logística, el pasado 5 de diciembre se iniciaba el proyecto en la Serra de Busa. El montaje duró dos días; el primero dedicado exclusivamente a realizar el enlace, es decir, pasar todos los cordinos de Fixe desde un anclaje hasta el otro; y el segundo, a realizar la transferencia de la cinta de highline, proceso que se alargó hasta bien entrada la noche.

Bernat Figueras realizaba el primer intento récord, después de tensar la cinta, el martes 7, que consiguió en un tiempo de 45 minutos. De este modo, Figueras revalidaba el récord nacional, que compartía con su compañero Jordan Falcon, aumentando así la marca desde los 750 metros hasta el kilómetro. Tras Bernat fueron sumándose el resto de practicantes, que pudieron disfrutar de esta línea de 1.032 metros durante los seis días siguientes. Lucas Giovanni Moreira del colectivo francés Slackline Mont Blanc, consiguió pasar toda la cinta sin errores por segunda vez, tras Bernat. Figueras, posteriormente, rebajó su propio tiempo en 15 minutos, dejando el récord en tan solo 30 minutos.

El 15 de enero se publicará el vídeo completo con la historia de Magic Busa.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies de esta web, consulte nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar